A la hora de reformar una vivienda, la instalacion de suelos es una de las operaciones que más satisfacción ofrece en cuanto a estilo y funcionalidad. Sustituir el pavimento por uno más moderno y versátil es la clave para ganar luz, amplitud y continuidad entre las diferentes estancias de la casa, mediante una pequeña obra.

¿Qué tipos de estilos de suelos existen?

Elegir un tipo de suelo tiene mucho que ver con nuestros gustos y necesidades, pues esto determinará tanto el estilo de este como las características que vamos a demandar.

Suelos de madera

Este tipo de suelo es acogedor, cálido e higiénico. Una de sus principales ventajas es que ofrece una solución única a cada vivienda, gracias a su color natural y la disposición de las vetas.

Suelos laminados

Se han popularizado en los últimos años gracias a su fácil instalación y mantenimiento, además de existir variantes de diferente calidad y tener una vida útil muy larga.

Suelos vinílicos

​Estos se caracterizan por su poder resistente y antideslizante, lo que lo convierte en la mejor solución para familias numerosas. Además, podemos elegir entre numerosos colores y su mantenimiento es sencillo.

Suelos de mármol

Este tradicional material se caracteriza por su riqueza cromática, elegancia y resistencia. Es el ideal para climas calurosos, ya que siempre se mantiene frío.

Suelos de resina epoxi

La gran ventaja es que la instalación de suelos de este material se realiza sobre el existente, lo que facilita la puesta en obra. Asimismo, son impermeables y podemos elegir entre numerosos colores y acabados.

La instalacion de suelos de mejor calidad y con un diseño innovador es lo más parecido a estrenar nueva vivienda, incrementando la calidad de vida y el confort en el hogar. En nuestra empresa ayudamos a lograrlo mediante soluciones óptimas, pues nos caracterizamos por nuestra elevada preparación técnica y la calidad con la que terminamos nuestros proyectos.