Cuando entramos a una vivienda nueva o una vivienda de segunda mano que queremos reformar, debemos que tener en cuenta varios conceptos. Cuando entramos a una casa, lo primero que queremos es que esté a nuestro gusto. Por eso, son tan importantes las reformas integrales. Tirar tabiques, cambiar cocina, cambiar el cuarto de baño… Agrandar el salón o introducir la terraza dentro del comedor para que éste sea más grande.

Pero, aunque queramos realizar esa reforma integral, tenemos que tener en cuenta algunas consideraciones. Sobre todo, si se trata de varios metros y estancias a la vez. Para que el resultado final sea como queremos.

Planificar el espacio

Hay que tener en cuenta el espacio de la vivienda, la localización de los enchufes, las tuberías… A la hora de diseñar la vivienda a nuestro gusto, es imprescindible conocer cada rincón y detalle para que nada se nos pase por alto.

Materiales

Una vez que tenemos planteado el espacio, elegiremos los materiales. Ya sabemos los metros cuadrados que necesitamos para cada habitación. Ahora, dependiendo de nuestro presupuesto elegiremos los materiales. Azulejos, muebles de cocina, sanitarios, carpintería de pvc…

Elegir la empresa indicada

Para que las reformas integrales se pongan en marcha, es imprescindible contar con un equipo profesional. Por ello, hay que elegir una empresa de reformas que tenga amplia experiencia en el sector. Ellos se encargarán de ayudarte a planificar el espacio y también a elegir los materiales.

También, al contratar una empresa especializada en reformas integrales nos aseguramos la garantía del trabajo. Y ellos se encargan de organizar todos los gremios que llevarán a cargo nuestra reforma.

Solicitar licencias

En muchas ocasiones, en nuestra reforma vamos a tirar tabiques. Ello nos conlleva alquilar un contenedor. Lo que debemos hacer es preguntar al ayuntamiento que licencias necesitamos para nuestra reforma. Ya que depende de la localidad, cada organismo tiene sus propias tasas.

Muchas empresas de reformas integrales, se encargan de esta gestión. Así que antes de realizarlas, pregúntalo, te ahorrará mucho tiempo.

Decoración

La decoración es el remate final. Una vez que está la obra realizada y limpia la casa, solo falta decorar. En esa ocasión, en las mismas tiendas de decoración te ayudan a escoger los artículos más apropiados. Pero si tu presupuesto te lo permite, es aconsejable contratar los servicios de una decoradora.

Con todas estas indicaciones, ya estamos listos para hacer una reforma integral o parcial en nuestra vivienda. Es cuestión de tiempo y dinero poder realizarla con garantías.

Y, como hemos comentado, muy importante contar con una empresa experta en el sector. Esto evitará disgustos y os dará una tranquilidad. Ya solo queda que llaméis a vuestra empresa de confianza y comenzar. Manos a la obra.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Solicite información
Abrir chat
Pregúntanos